Friday, May 17, 2013

Cáncer


¿Que palabra tan potente no? Qué fácil es decir esa palabra y todo tu mundo se derrumba, mi abuela murió de cáncer, varios de mis conocidos han sufrido y sucumbido al final a tan imperdonable enfermedad. 

Siempre te da lástima la gente que padece la condición, siempre sientes el dolor de los familiares que deben lidiar con el malestar de sus seres queridos, y aun así, viéndolo tan cerca nunca se me ocurrió que quizá alguna vez yo me viera afectado por eso.

Siempre escuchas la frase ‘Dios nos libre’ ‘Que mala onda’ ‘Pobre’ etc. Siempre con el sentimiento de que ‘ojala no nos pase a nosotros.’

Hace unos cuantos meses comencé a sentir una molestia en el testículo izquierdo, nada de gran importancia y sin dolor, pero siempre con la convicción de que era algo que no había sentido antes y que definitivamente no debería estar ahí. ¿Qué fue lo que hice? Lo ignore. Deje pasar los días, las semanas y los meses metiéndome en la cabeza la idea de que iba a pasar. Eso sí, nunca pensando en la posibilidad de cáncer, haciéndome a la idea de que era una lesión leve, quizá en el trabajo, un estirón de tendones cualquier cosa menos cáncer. 

La mejor forma de describir la sensación es como si algo sostuviera el testículo y lo presionara a tal punto que si lo llegase a tocar causaría un dolor inmenso, pero al tocarlo en realidad no había dolor, solamente la molestia de que algo está causando opresión. Nunca interfirió con mi vida diaria, de hecho mientras trabajaba y con la distracción se me olvidaba y/o no sentía la molestia. De hecho saliendo a correr o andando en bicicleta tampoco nunca me dolió. Pero tuve que hacer una decisión. Investigando en el internet (bendito internet que te da todas las respuestas) me auto diagnostique con varias cosas, obviamente el cáncer de testículo era lo más común, pero ni siquiera me atrevía a pensar en las consecuencias. Las opciones a mi caso eran: rotura muscular, hernia, epididimitis, o infección y bloqueo del canal urinario. La primera opción no era tan fiable que en caso de rotura se dice estaría agonizando en el dolor, al igual que la segunda. Las últimas dos si eran más posibles, pero para tratarlas se necesitaba medicamento y el examen de un especialista. Así que por fin me decidí y no por miedo al cáncer, y no porque me molestara al punto de dolor, simplemente porque ya era tiempo de saber porque existía esa sensación.

El día que fui al médico, me hizo el examen de rutina, buscando hernias o bultos que pudieran estar afectándome. No encontró nada físicamente, así que realizo un examen de orina para ver si existía infección. Salió negativo. Yo feliz, porque el cáncer parecía que ya había sido descartado, pero todavía quedaba la intrigante de por qué la sensación, así que el médico recomendó que se me practicara un sonograma para poder observar la estructura del testículo y así quitarnos la duda de que me afectaba.

El sonograma no me seria practicado hasta unos días después, durante ese tiempo me comí el coco pensando y preocupándome, como es la naturaleza del ser humano ante lo desconocido, pero siempre con las palabras del doctor durante su exanimación. ‘todo está bien y no hay infección ni bultos’. Creo que eso fue lo que me mantuvo con un poco mas de tranquilidad. El día del sonograma se me explico el procedimiento, y que se haría una captura de ambos testículos para comparación, obviamente que la practicante que me realizo el ultrasonido no podía decirme absolutamente nada de lo que se dibujaba en la pantalla, así que trate de poner atención a lo que aparecía en el monitor para ver si había algo fuera de lo normal… ¿y qué diablos iba a saber yo? Comenzó con el testículo derecho, el cual no me afecta, puse atención a la estructura y la forma  se veía como un huevo alargado, solido y en general ‘sano’ pero cuando continuo al que me afectaba, lo primero que veo un punto negro. Imagínate mi cara, mi sentir en ese momento, pero hay que esperar… el punto negro no aparecía dentro del testículo, aparecía afuera, y el testículo en si se veía igual al derecho, la misma textura y la misma forma, nada dentro.. Por lo que quizá el punto negro no es algo más que algún flujo sanguíneo o cualquier otra cosa, pero no cáncer. ¿Cómo va a ser cáncer si el médico no encontró nada durante mi examen? Pero... ¿Qué tal si apenas se esta formando? 
¿Qué tal si está en su proceso de expansión? La practicante no decía nada, solo se dedico a capturar pantallas. Al final me dio las gracias y me dijo que habíamos terminado, que el doctor me llamaría dentro de un par de horas para decirme sobre los resultados.  Demás esta decirles que ese día no dormí. 

Al siguiente día desperté y decidí estar un poco más optimista, el testículo no me molestaba ese día y tenía que ser un buen día. Justo en eso recibo la llamada del doctor.  Las primeras palabras ‘Hemos recibido sus resultados y todo se ve bien’ ya no escuche nada mas, un gran peso cayó de mis espaldas y  quise gritar de alegría, pero luego el ‘pero’ ese ‘pero’ que ya no quieres escuchar, que ya te han dicho que estas bien y no necesitas el ‘pero’, pero aun así me lo daban ‘Pero el especialista encontró un quiste en el testículo’ ¿un quiste? ¿Qué demonios es un quiste? ¿Qué significa para mí? Pero yo insistí ‘¿pero el quiste no es canceroso?’ ‘No, el quiste no es canceroso pero te recomiendo vayas a visitar a un urólogo porque obviamente tienes síntomas molestos, el te puede guiar a tomar medicamente o pensar en removerlo.

Ósea… Esto apenas comienza. Volviendo a internet para buscar información sobre los famosos quistes, me entero que sí, que son muy comunes y que son bultitos que se llenan de una substancia de textura cremosa y que la mayoría del tiempo el ser humano ni se entera que los tienen, no es hasta, como en mi caso, que comienzan a molestar que nos damos cuenta que están ahí, pero que no son para nada cancerosos y se pueden dejar sin tratamiento con la esperanza que tu cuerpo se corrija así mismo al paso del tiempo.

Ósea que estoy con la opción de dejar las cosas así, que aunque si me molesta, no es dolor y puedo vivir perfectamente con la molestia, o ir con el médico y hablar sobre la posibilidad de removerlo con cirugía o medicamento… ¿Qué voy a hacer? Ir con el urólogo, que si ya comencé este camino lo bueno será terminarlo. Más que nada creo que necesito información, pedir la opinión del urólogo y ver si es necesario la extracción, que al ver ciertos videos en youtube sobre el procedimiento, me han dejado con un mal sabor de boca, que te tomes unas pastillas es muy distinto a que te abran el testículo para extraer el quiste.

Si sienten algo que no va bien, vayan al médico, la tranquilidad de saber que no has ignorado algo que potencialmente puede traer serios riesgos a tu salud no tiene precio.  En caso de que sean malas noticias, o noticias inesperadas como en mi caso… tratar de no reaccionar en forma exagerada, a veces uno se desanima, pero no vale la pena permanecer así, hay que aceptar las cosas que no se pueden cambiar y buscando gente positiva nos ayudara a pasar el mal rato. Las cosas con optimismo pasan más rápido que cuando nos lamentamos por no poder cambiarlas. En cuanto a mí, la cita con el urólogo me la han dado para Junio… a esperar otras cuantas semanas.


2 comments:

  1. El optimismo ni la fe no hay que perderla, sé muy bien lo que dices, mi abuelita por parte de mi madre (Qué en paz descanse) también falleció de cáncer, mi tía también falleció muy joven por culpa del cáncer. Mi madre siempre se hace rutinas por eso de que el cáncer "es hereditario", a mi siempre me dice que me haga revisiones.. cosa a la cual tengo mucho miedo ... pero soy consciente que tengo que hacerlo por el bien mio ..
    Debe ser un shock el escuchar decir esa palabra, pero lo que yo admiro es que a pesar de ello hay mucha gente que lucha contra esa enfermedad. Hace poco puse una entrada en el blog en el que hablaba de una niña de tan solo 13 años con cáncer y con una enfermedad un tanto desconocida, lo que me impresiona es que a su corta edad a todos nos da una lección de vida, hizo uno de sus sueños realidad .. llegar a conocer a una famosa presentadora de TV Americana, y se hizo un canal de BELLEZA en youtube, al cual sigo, por supuesto!! Solo hay que verla la energía con la que habla, ríe,el optimismo que tiene y como se aferra a la vida.. porque ella es consciente de que un día se irá.. .. y tan solo tiene 13 años ...

    Me alegra saber que está todo bajo control Paco, ahora a esperar los resultado , mucho ánimo!!! Un beso.

    ReplyDelete
  2. Hola Francisco ¡¡ me alegra saber que hayas tomado la desicion de ir a checarte con el medico , a veces los varones son mas propensos a negarse eso por pena o el mismo temor de todo lo que comentas , solo resta esperar tu próxima cita veras como todo saldrá bien ¡¡¡¡¡ Un besote ¡¡¡¡¡

    ReplyDelete